Una de indios… / “Watami”, de Oesterheld y Moliterni

Misterix-pWatami_cover-p

La historieta argentina no tuvo muchas facilidades para distribuirse en España en la época dorada del tebeo. Destaca en mi memoria la firma de Oski, cuyos dibujos humorísticos aparecían en varias colecciones de Bruguera, y el Cisco Kid de José Luis Salinas, que se publicó en alguna revista gráfica, como “Sucedió”, si bien el caso de la obra de Salinas es especial al no tratarse de una historieta específicamente argentino, sino de material de prensa estadounidense. Revistas históricas como “Patoruzú”, “Billiken”, “Intervalo”, “Rico Tipo”, “El Tony”… no empezaron a verse por nuestro país hasta los años setenta, cuando llegaron también otras como “Pimpinela” o “Misterix”, aunque nunca tuvieron una distribución normal y sólo podían conseguirse por medios complicados.
     Ediciones Record recuperó algunas historias de los mejores autores del tebeo argentino en su colección de libros recopilatorios Serie de Oro. Creaciones de Salinas como Los tres mosqueteros y Hernán el corsario pudieron disfrutarse por fin, aunque la edición no gozara de la calidad merecida.
    Entre las obras que recogió aquella colección se encuentra uno de los más delicados trabajos del maestro Héctor G. Oesterheld: Watami.
     Se trata de una serie de relatos aparecida en la segunda época de la revista “Misterix” y centrados en las peripecias de un joven guerrero cheyenne cuya tribu resulta aniquilada en un ataque de los kiowas. Oesterheld no pretende con esta historia narrar la conquista del Oeste ni la lucha entre indios y blancos, sino que se limita (si puede hablarse de limitación) a reflejar la vida de los indígenas americanos antes del choque con la civilización. La escritura del gran autor del tebeo argentino brilla de manera especial en estos relatos, menos apreciados de lo que pienso que merecen. La abundancia de textos de apoyo, hoy día considerada un defecto, define un ritmo pausado que probablemente aleje a los lectores acostumbrados a la ficción actual, pero que para quien como yo aprendió a leer en aquellos tebeos llenos de texto es gratificante cuando añade algo que el dibujo por sí mismo no explicita.
     Jorge Moliterni, encargado de llevar a la página los textos de Oesterheld, era ya cuando dibujó Watami un dibujante experimentado, con un estilo clásico, detallado y realista que se cuenta entre mis preferidos del tema del Oeste americano. Había sucedido a Hugo Pratt en las series Sargento Kirk y Ernie Pike, en las que consiguió demostrar una calidad que no desmerecía de su predecesor, además de dibujar varias colecciones de éxito, como Leonero Brent o Lord Crack. Con este primer episodio de Watami podréis comprobar sus evidentes méritos como narrador en imágenes.

Watami_01pWatami_02p

Watami_03pWatami_04p

Watami_05pWatami_06p

Watami_07pWatami_08p

Watami_09pWatami_10p

Watami_11pWatami_12p

Watami_13pWatami_14p

Watami_15p

Esta entrada fue publicada en Episodios completos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una de indios… / “Watami”, de Oesterheld y Moliterni

  1. roberto dijo:

    Hola, ALEJANDRO: Excelente entrada sobre esta obra. Tu blog me resulta muy interesante. Para ver más material de Watami se pude consultar el blog "Peripecias de Chiquirritipis". Un cordial saludo y felicidades para estas fiestas. Rotebor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s