Un granero, una maldición y una bruja / Rusty Riley III

Witch_00a-p
No he olvidado nunca la primera vez que tuve en mis manos uno de aquellos libritos de formato inusitado (nada de cuadernillos apaisados, sino un verdadero libro, con su portada, su página de apertura con un elegante caballero de etiqueta saludando con el sombrero de copa en la mano, su portadilla dando paso a lo mejor de las narraciones gráficas, historias con marchamo de calidad que venían de América…): era el número 11 de la Serie Amarilla de Editorial Dólar, con una aventura de El Fantasma, de Lee Falk.
    Cuando siento la tentación de pensar que los editores de tebeos no aprecian el material con el que tratan vuelvo la vista atrás para recordar aquella colección y no olvidar lo que debe ser un tebeo editado con el respeto que se merece… en apariencia, al menos.
     Porque en realidad, detrás de aquella fachada no todo era tan exquisito como parecía: papel basto, pliegos grapados con la cubierta de cartulina encolada, impresión menos que regular, traducción lastimosa, tiras remontadas, textos de apoyo añadidos, innecesarios, redundantes y muchas veces ridículos, censura en textos y a veces en dibujos…
     Pese a todo, aquellos libros, como muchas de las colecciones de Dólar/Rollán, sirvieron para que el lector español se mantuviera en contacto con las mejores series del comic de prensa estadounidense. Gracias a ellas pudimos conocer o recuperar las aventuras de personajes como Prince Valiant, Flash Gordon, The Phantom, Mandrake the Magician, Johnny Hazard, Rip Kirby, Buck Rogers, Lalo Saxon, Big Ben Bolt, Tim Tyler y Spud, X-9, Lance e incluso Superman o Juliet Jones.
     Una de aquellas series inolvidables fue Rusty Riley. Por desgracia su  vida fue efímera en España, pues sólo aparecieron dos ejemplares con las aventuras del joven jinete de Frank Godwin. Hemos tenido la ocasión hace unos días de leer la primera de ellas, “El caso de la máscara de diablo”, número 8 de la Serie Amarilla. Hoy echaremos un vistazo al número 13, cuyo contenido estaba dedicado en su mayor parte a otro episodio de Rusty, “La bruja”.
     La dramática ilustración de portada no estaba firmada. Esta colección tuvo como portadistas a dos grandes ilustradores, Jano y Lobo. No soy capaz de averiguar cuál de los dos dibujó ésta en particular.

Godwin_Witch_01pGodwin_Witch_02p

Godwin_Witch_03pGodwin_Witch_04p

Godwin_Witch_05pGodwin_Witch_06p

Godwin_Witch_07pGodwin_Witch_08p

Godwin_Witch_09pGodwin_Witch_10p

Godwin_Witch_11pGodwin_Witch_12p

Godwin_Witch_13pGodwin_Witch_14p

Godwin_Witch_15pGodwin_Witch_16p

Godwin_Witch_17pGodwin_Witch_18p

Godwin_Witch_19pGodwin_Witch_20p

Godwin_Witch_21pGodwin_Witch_22p

Godwin_Witch_23pGodwin_Witch_24p

Esta entrada fue publicada en Aventuras por entregas. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Un granero, una maldición y una bruja / Rusty Riley III

  1. juanjo dijo:

    Gracias por esta nueva aportación de Godwin, había visto esa portada de la Bruja en infinidad de anuncios de otros comics de Dólar de la época, pero nunca había tenido la oportunidad de leer la historia. Por cierto, la página 7 aparece en tamaño reducido, mira a ver si puedes corregirlo. Un saludo y enhorabuena por la recuperación de este material.

  2. Alejandro dijo:

    Creo que ya está correcto. Te agradezco tu atención, Juanjo, y espero que disfrutes. Un poco de paciencia y llegará el resto de la historia.

  3. juanjo dijo:

    Tengo toda la paciencia que haga falta, gracias a ti por estas maravillas. Me he enterado de tu perfil real por casualidad y me mereces más respeto e interés si cabe. A ver si algún día tenemos oportunidad de charlar tranquilamente sobre la época dorada del cómic, porque me pega que vivimos en la misma city o aledaños… Un cordial saludo, ah y la pág. 7 perfecta, gracias.

  4. juanjo dijo:

    Por cierto la descripción de lo que significó Dólar es estupenda, precisa y atinada tanto en lo bueno como en lo malo. Soy algo más joven que tú, si no me equivoco, pero mi padre, que perteneció a la generación del Aventurero, me inició en el amor a aquellos "tebeos" y debió hacerlo muy bien porque gracias a él conocí a Merlín el mago moderno, a Jorge y Fernando, a Flash Gordon, en fin, qué te voy a contar….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s